el cine que emociona al mundo

Barbara Nava — Directora artística del festival

BACI, en su segunda edición, sigue viajando por las regiones italianas con obras maestras capaces de “emocionar al mundo” como “Cesare deve morire” de los hermanos Taviani, Oso de Oro a la Berlinale, y “Reality” de Matteo Garrone, Gran Premio del Jurado a Cannes.
La selección de las películas nace del intento de mostrar las distintas almas de una nación explorando, sin censuras , todos los aspectos, incluidos los más controvertidos y ocultos, no obstante ello sin olvidar las obras que proponen una visión más surrealista e irónica de la sociedad italiana.
En este período de crisis y cambios sociales, los autores italianos eligen narrar historias profundas que, excavando en la experiencia humana, delinean personajes fuertemente caracterizados y potentes, que se vuelven intérpretes de emociones universales. 
El resultado de esta elección ha producido películas que, además de conmover y divertir al público, han obtenido elogios de la crítica y premios en los festivales internacionales.
Estos éxitos han sido posibles gracias a la labor creativa de los autores, de la industria cinematográfica y de las instituciones que contribuyen a  difundir la cultura italiana mediante su apoyo a festivales como BACI.

GIANCARLO ZAPPOLI — Director de MyMovies.it

Se dice que un gran autor de la literatura rusa (la atribución es controvertida, están los que dicen Tolstoj y los que dicen Gogol) un día escribió una carta de 5 páginas a un amigo y la terminó de esta manera: “Perdóname por esta extensa carta pero no tenía tiempo para escribir una breve”. Verdadera o inventada, la atribución contiene una profunda verdad. El cortometraje necesita de una capacidad de concentración absoluta que no todos tienen. Los cortos italianos en el programa tienen esta facultad. Se esconden un país que prefiere absolutamente las novelas y ama poco los relatos y sabe, a pesar de eso, hacer frente a los aspectos más diversos de la realidad mostrándo obras que no sólo sirven de ‘entrenamiento’ para dar el salto hacia lo ‘que perdura’ si no que tienen valor en sí mismas. Ya sea que en las obras se hable de un pasado cruel o que se enfrente problemas cotidianos grandes o pequeños, en su interior se siente respirar el placer de narrar y la conciencia del uso del tiempo. Son cualidades que importan para quienes hacen cine.
Giancarlo Zappoli

MAURIZIO DI RIENZO — Periodista y crítico cinematográfico

Italia, país de héroes, santos, poetas, navegantes… así dicen los viejos libros de la escuela. Pero la Italia del BACI 2012 se presenta en cuadros cinematográficos de esta manera: antihéroes cansados, personas incrédulas, artistas que dudan y muchos muchos ‘navegantes’…Individualismo y conformismo, Gatopardos y rebeldes, misterios irresueltos, responsabilidades de la sangre, confusiones mediáticas bien orquestadas, política degradada, facciones geográfico-sociales, soledades intergeneracionales, comedia de vida más amarga que dulce, una reality interrumpida por intervalos misericordiosos, novelas de carne y bastardos. Una Italia para documentar (¡viva nuestro nuevo cine de la realidad!),  Italia de Regiones y razones, una Italia para amar incluso dejándola (por poco tiempo), una Italia llena de islas. Italia no es más sólo amor-sol-pizza-mandolina. Sin embargo, sin el enésimo Cesar, Italia NO debe morir…