Io sono Li

Italia-Francia / 2011 / 100 min / Dramático / Color / Italiano / Subtítulos en castellano

 

Región

Lacio, Italia Central, capital (y capital de Italia): Roma.

Mapa para los espectadores

Parte sur de la laguna veneciana, la extranjera china obligada a trabajar allí, el pescador eslavo que ha optado por vivir en un ambiente cada vez más cerrado, vulgar, agresivo. En un cruce de neoracismo, la dignidad y la poesía encuentran un canto común. Perfectos los protagonistas: Tao en su aturdimiento y orgullo, Serbezjia en su obstinación y pureza: sus sentimientos recorren con valentía la película dirigida con capacidad incluso artística por el apreciado joven documentalista Segre.
—Maurizio Di Rienzo

Director

Andrea Segre

Elenco

Zhao Tao, Rade Sherbedgia, Marco Paolini, Roberto Citran, Giuseppe Battiston

Guión

Andrea Segre, Marco Pettenello

Fotografía

Luca Bigazzi

Montaje

Sara Zavarise

Producción

Jolefilm, Aeternam Films, Rai Cinema, Arte France

Premios

Muestra de Cine de Venecia: Premio FEDIC: Andrea Segre, Premio Linterna Mágica: Andrea Segre, Premio Lina Mangiacapre: Andrea Segre. David di Donatello: Mejor Actriz protagonista: Zhao Tao. London Film Festival: Premio Satyajit Ray: Andrea Segre. Lecce Festival of European Cinema: Premio Mario Verdone: Andrea Segre. Reykjavik International Film Festival: Mención Especial: Andrea Segre. Tetouan International Mediterranean Film Festival: Mejor Actor: Rade Sherbedgia, Mejor Opera Prima. Andrea Segre

Sinopsis

Shun Li hace cuarenta camisas por día para pagar la deuda y los documentos que le permitirán volver a abrazar a su hijo. Empleada en una fábrica textil, es transferida de las afueras de Roma a Chioggia, una ciudad situada en la laguna entre Venecia y Ferrara. Camarera en un bar ‘Paradiso’, Shun Li aprende italiano y sobre los italianos. Melancólica y agradecida comienza una relación de amistad y se encuentra con la solidaridad de Bepi, un pescador eslavo de treinta años bañándose en la laguna. Poeta y gentil, Bepi se conmueve profundamente por la sensibilidad de la mujer en la que percibe el tormento por su hijo y por su tierra lejana. Su relación no escapa a las limitadas miradas de la provincia y de la comunidad…