L’intervallo

Italia-Suiza-Alemania / 2012 / 90 min / Dramático / Color / Italiano-dialecto napolitano / Subtítulos en castellano

 

Región

Campagna

Mapa para los espectadores

Di Costanzo también es director de base ‘documentale’. En ésta, su primera película de “finzione” madura, incluso refinada, relata realidades particulares de su Nápoles. Dos adolescentes rehenes en un sitio abandonado y siniestro, pero hay luz más alla de esos muros, y es la de la curiosidad y la sensibilidad (la Riso y Gallo, más que actores…) de los muchachos obligados a enfrentarse dentro/fuera por esquemas y roles. Fotografía de Bigazzi, construcción in progress en el set, mirada de la dirección nunca invasiva, palabras naturalmente de peso. Película importante.
—Maurizio Di Rienzo

Director

Leonardo Di Costanzo

Elenco

Francesca Riso, Alessio Gallo, Antonio Buil Puejo, Carmine Paternoster, Salvatore Ruocco.

Guión

Leonardo Di Costanzo, Mariangela Barbanente, Maurizio Braucci

Fotografía

Luca Bigazzi

Escenografía

Luca Servino

Vestuario

Kay Nigg-Devanthey

Montaje

Carlotta Cristiani

Producción

Tempesta, Amca Films Productions, Rai Cinema, Das Kleine Fernsehspiel

Premios

Muestra de Cine de Venecia: Premio FIPRESCI-Orizzonti y Semana Internacional de la Crítica, Premio AIF-For Film Fest, Premio FEDIC, Premio Linterna Mágica, Premio Pasinetti, Premio UK-Italia Creative Industries Best Innovative Budget: Leonardo Di Costanzo

Sinopsis

L’intervallo comienza con una consideración zoológica de las distintas razones que motivan a los diversos tipos de pájaros a cantar caracterizados por un canto muy parecido: “…de este modo un canto desafiante puede ser confundido con un canto de amor”. Y es precisamente por motivos de amor, tal vez motivados por una voluntad desafiante, que Verónica está prisionera en un hospital abandonado de Nápoles similar a un castillo desmantelado, vigilada por otro recluso forzado a actuar de carcelero por un día. Los dos jóvenes, imposibilitados de huir de ese lugar sin sentido, vivirán un día de vacaciones de esa cotidianeidad aplastante.